EL LIBRO

el libro

VIVENCIA, IMPREGNACIÓN Y DIDÁCTICA LÚDICA, CLAVE DEL MÉTODO

Está organizado en 3 niveles, a partir de los 4 años. Tartini, Amy, Bernstein y sus amigos, van a ser los protagonistas de presentarnos en cada uno de los niveles, los contenidos y parámetros musicales que se van a trabajar. En un solo libro, estructurado en 30 sesiones, los alumnos afianzarán de forma gráfica todo lo vivido previamente en las clases: movimiento sonoro, discriminación auditiva, grafismos rítmicos y melódicos (pre-musicales y musicales), parámetros del sonido, presentación de instrumentos y cuentos didácticos.

Contenidos

Nuestro sistema consiste en trabajar de forma independiente las fases del proceso de aprendizaje para, de manera progresiva, impregnarse de todas ellas y conseguir una expresión y una asimilación lo más bella y completa posible. Para llegar a conseguir que el proceso de aprendizaje sea global y a la vez analítico, favoreciendo el aprendizaje de la música tanto para los niños más capacitados como para los menos… el libro nos estructura las sesiones en los siguientes apartados:

A través de cuentos narrados y animados, cada personaje, Tartini y sus amigos (nivel 1), Amy y sus amigos (nivel 2) y Bernstein y sus amigos (nivel 3), nos presentará en cada momento los elementos musicales a trabajar en las clases. Con estos cuentos conseguiremos un hilo conductor que irá enlazando todos los niveles. La historia de cada personaje tendrá una continuidad a lo largo de cada libro.
En este apartado, el libro nos presenta diferentes maneras gráficas de plasmar la dirección del sonido: ascendente, descendente, lineal, continuo y discontinuo. Los personajes nos ayudarán a identificar la dirección a través de las emociones.
En este apartado el libro presenta diversas actividades, en las cuales y a través de los personajes, los niños conseguirán discriminar auditivamente los instrumentos que estén sonando en cada ocasión.
Para acercar los parámetros del sonido a los alumnos, el libro nos familiariza con ellos asociando cada uno de ellos a unos personajes, como son:
- Fuerte y suave (ratoncito “Pepo” y elefante “Fefo”)
- Agudo y grave (“Tartini” y su “abuelo”)
- Rápido y lento (la “liebre” y la “tortuga”)
En este apartado vamos a conocer las primeras grafías que nos van a hacer asociar todo lo vivido respecto al ritmo a unas representaciones que, en un primer momento, no serán musicales. Poco a poco se transformarán en grafismos propiamente musicales:
- Las líneas de proporción rítmica: con estas líneas, empezaremos a vivir que, a la hora de cantar, podemos utilizar sonidos largos, cortos, muy largos, muy cortos… para poco a poco asociar a cada figura rítmica una duración u otra.
- Interiorización de las figuras rítmicas a través de: soles (negras), lunas (corcheas) y semicorcheas (margaritas), asociando estos elementos a las figuras rítmicas según la cantidad de sílabas que contienen.
- Interiorización de las figuras rítmicas, ya escritas con las grafías rítmicas reales: en este apartado, se unirán los dos conceptos: la proporcionalidad de las líneas de duración rítmica y la figura rítmica real.
En este apartado, el libro nos facilitará diversas formas de acercar la dirección y altura del sonido, a lo que finalmente serán las notas musicales escritas ya en el pentagrama:
- Las grafías que se utilizan para asociar la dirección del sonido a lo agudo y a lo grave, nos ayudará a conseguir un gran registro a la hora de colocar la voz de los niños. A través de estos pequeños movimientos sonoros facilitaremos tanto el registro grave como el agudo.
- Las notas en el pentagrama: se conocerá el funcionamiento del pentagrama y, poco a poco, se irán entonando los sonidos de las notas respetando la dirección ascendente, descendente, unísono… En un primer momento no se cantará con el nombre de las notas, pero progresivamente se conseguirá.
En este apartado, periódicamente aparecerán en el libro unas páginas en las que estarán dibujadas las siluetas de diversos instrumentos. A través de audiciones, los alumnos tendrán que escuchar atentamente para poder discriminar qué instrumento está sonando para identificarlo y así conseguir una motivación hacia alguno de ellos para posteriormente escoger como instrumento que quieren tocar.

¡Apuntate ya!

Un curso desde 18€ al año